sábado, 26 de enero de 2013

EL CALENDARIO DEL VINO

Un invierno muy frío. Que en los meses de Enero y Febrero se den temperaturas medias inferiores a los 2º C y mínimas próximas a los –9º C.
Un mes de Marzo también frío con la temperatura normal para la zona de la Ribera del Duero de medias de 8,5º C y mínima de –7º C, que impida un avance en el desarrollo de la viña.
 Un mes de Abril no muy caluroso, de temperatura media de 11º C y máxima de 24º C, para que que la brotación se retrase,pero esquivando esas temidas heladas primaverales.
 Un mes de Mayo, preludio de lo que será el verano, donde se registren unas temperaturas altas.
Con una precipitación adecuada durante la primavera y el invierno que rellene las capas freáticas de los distintos suelos,para que los lloros y la brotación comiencen entre mediados de Marzo y finales de Abril, y sea ya generalizada a mediados del mes de Mayo.
Un mes de Junio con medias elevadas de temperatura. Con un envero que llegue a mediado de Julio,realizando la poda en verde según necesidades de cada parcela.
 Que el mes de Agosto sea caluroso y a ser posible sin grandes golpes de calor para que las viñas se desarrollen en condiciones perfectas, con reservas de agua y un calor moderado.
 Los primeros días de Septiembre suelen ser calurosos y con una baja humedad, y ello puede influir en el aumento del grado alcohólico, y habrá que vigilar la deshidratación de las uva.
Octubre ya será el mes de Vendimias generalizadas.
 En Noviembre las uvas de la cosecha estarán ya en las barricas y depósitos realizando su fermentación alcohólica y su fermentación maloláctica junto a sus corespondientes trasiegos. Diciembre es el mes de seleccionar los mejores caldos de la DO de Ribera del Duero.